jueves, 23 de julio de 2009

SALUD INDIVIDUAL Y SALUD COLECTIVA

El concepto de salud humana y su significado e implementación, deben ser de extrema importancia en cualquier sociedad. El acceso a la salud es un derecho inalienable del ser humano y su violación debería ser, en la práctica, fuertemente repudiada y penada.
La salud de la población hace en su esencia, a la ética, a la calidad de vida, al grado de desarrollo y a la viabilidad de esa población. El estado de la salud individual y colectiva en una sociedad condiciona de manera profunda e inevitable su desarrollo intelectual, económico, productivo y social de una población.
El concepto moderno de salud surge a partir de la concepción compleja y sistémica del ser humano como entidad psico-física y social y está representado por el estado en el cual el ser humano desempeña todas sus funciones, dentro de estos ámbitos, con normalidad. La salud se califica a partir del estado integral del cuerpo, la mente, las relaciones con los otros y la comunidad organizada y con el ambiente en su sentido más amplio. El desequilibrio funcional en una o varias de estas relaciones, en su intensidad y persistencia provocan el deterioro de la salud en distintos grados y acarrea, siempre, consecuencias individuales y colectivas (enfermedad).

El estado de la salud es un importante indicador del nivel de satisfacción de las necesidades básicas, representadas por el estado/calidad de: la alimentación, la cobertura médica, la vivienda, el trabajo, la educación y el ambiente. La imposibilidad de acceder a las necesidades básicas es sinónimo de deterioro de la salud y pronóstico de peligro y daño. A partir de ello se desprende que la comunidad organizada debe, en forma ineludible e indelegable, generar los mecanismos a través de los cuales se brinden las posibilidades del acceso a la salud a todo ser humano.


SALUD COLECTIVA:

Salud Colectiva es todo aquello que tiene que ver con el perfil de salud de la población, sus enfermedades más comunes, principales causas de muerte y epidemias. En estos siete años, el Ministerio de Salud ha logrado avances importantes en esta materia.

José Mendoza, viceministro de Salud Colectiva, señaló parte de los logros alcanzados en este período: “La Revolución Bolivariana en este septenio ha logrado avances notables en materia de Salud Colectiva”, aseguró. Esto se debe, según Mendoza, al esfuerzo que se ha hecho para revertir el proceso privatizador adelantado en la Cuarta República.
El funcionario pasó a enumerar algunos de los logros en materia de Salud Colectiva en los últimos siete años. “Se redujo la mortalidad infantil y materna de 21 por mil en 1998 a 16 por mil en 2004. Se han distribuido a varios hospitales del país 150 incubadoras a través del convenio Argentina – Venezuela. En materia de inmunizaciones se ha ganado 10 puntos en cobertura. La cobertura actual es 85%, comparado con 70% de la Cuarta República”. Mendoza explica que en los últimos años se ha vacunado a más personas que en los 30 años precedentes. En 1967, año de mayor vacunación en la historia del país, se administró un millón de dosis contra la Fiebre Amarilla. Desde el 2003 se ha alcanzado un promedio de 4 a 5 millones de vacunas por año, explicó.
En Fiebre Amarilla, Venezuela ha sido considerada por la Organización Panamericana de la Salud como ejemplo de país en las Américas, pues se ha inmunizado al 60% de la población. Contra el sarampión se ha vacunado a 98% de niños y niñas de un año, solamente en el 2001. Los pacientes afectados por Malaria y Tuberculosis continúan recibiendo tratamiento 100% gratuito y los pacientes portadores de VIH cuentan también con tratamiento 100 % gratuito”, añadió el funcionario.
En la lucha contra el cáncer, se han realizado 3 millones de pesquisas de cáncer de mama, cuello uterino y próstata, así como citologías en las 24 entidades federales, dijo Mendoza. “Se ha extendido la Red de radioterapia en 19 hospitales de 15 estados del país. Mediante el convenio Argentina - Venezuela se ha hecho una inversión de 203 millardos de bolívares para la construcción y dotación de 27 unidades de quimioterapia. Se espera reconstruir para mediados de año el 60% de la red oncológica del país, abandonada durante los 30 años anteriores a la actual gestión de gobierno”.

La principal causa de mortalidad en el país son las enfermedades cardiovasculares. Para combatirlas, se han suministrado medicamentos antihipertensivos a 365 mil pacientes en la red de servicios de salud. Mediante el convenio Cuba Venezuela se ha prestado atención de emergencia a 6000 personas por Infarto Agudo del Miocardio, añadió.
Mendoza anunció que para la atención integral a la población afectada por accidentes y hechos violentos se han destinado 9 millardos de bolívares para los implantes óseos, de ortesis y prótesis. En el área de transplantes se pretende incrementar la donación de 2 a 4 por millón, invirtiendo además 8,6 millardos de bolívares. Uno de los indicadores más importantes y más reveladores, según el viceministro, de loslogros obtenidos por el Gobierno Bolivariano en materia de salud son las cifras de morbilidad registrada para Venezuela. Se observa que en el periodo 90-97 se realizaron un promedio de 9.972.594 consultas por año, mientras que en el periodo 98 - 04 se realizaron 18. 412.455, lo que representa un incremento del 84,6 %. “El reto es seguir construyendo el nuevo Sistema Público Nacional de Salud. Eso significa consolidar el área de Salud Colectiva, integrarla adecuadamente con las áreas de redes de servicios e insumos para la salud y con la Misión Barrio Adentro, asociarla en el resto del ejecutivo nacional con los otros ministerios, implantarla y reorganizarla a nivel de las regiones y localidades”, finalizó el viceministro Mendoza. (Ministerio del Poder Popular para la Salud).

Salud Colectiva un modelo de atención que se construye en forma colectiva desde el territorio donde éste se va a implementar.

SALUD INDIVIDUAL:

El estado de salud que posee cada individuo dependerá en gran medida de los tipos de comportamientos que efectúe éste. Podemos definir comportamiento como la descripción de la interacción con las personas y el ambiente. En este caso nos referimos al comportamiento de salud, es decir, a las acciones o formas de actuar y reaccionar que afectan a la salud personal y comunitaria. El único responsable y que puede modificar los comportamientos de riesgo (una acción que incrementa la incidencia de enfermedades y accidentes, amenaza la salud personal y la de otros, y ayuda a destruir el ambiente) hacia unos comportamientos saludables de bienestar/positivos (una acción que ayuda a prevenir la enfermedad y accidente, y promueve la salud individual y colectiva y/o mejora la calidad del ambiente) es el propio individuo y nadie más. Este es el que decide como cuidarse y si desea mantener una buena salud. La motivación en última instancia es intrínseca, es decir, que se deriva del mismo individuo. De esta explicación, la salud como responsabilidad individual deriva los siguientes principios:
• Cada uno de nosotros determina en gran manera la calidad de nuestra salud.
• Nadie más puede regular nuestros hábitos personales de vida.
• Buena salud no es unos asuntos de buena suerte o destino, sino de buenos hábitos.
• El comportamiento individual que afecta nuestra salud es el factor más importante para el desarrollo de enfermedades principales y menores.

La persona tiene derecho a una selección de profesionales de la salud que le brinden acceso suficiente a la atención en salud apropiada y de alta calidad.

Pero así como nosotros tenemos derecho a una atención médica de calidad también tenemos que cuidar nuestra salud por medio de las siguientes directrices:

- Responsabilizarse de maximizar los hábitos saludables como el ejercicio, no fumar y consumir una dieta saludable.
- Involucrarse en decisiones específicas de atención médica.
- Trabajar de manera colaboradora con los médicos en el desarrollo y cumplimiento de los planes de tratamiento acordados.
- Revelar la información relevante y comunicar con claridad los deseos y las necesidades.
- Utilizar el proceso de queja y apelación interno del plan para orientar las preocupaciones que puedan aparecer.
- Evitar diseminar la enfermedad deliberadamente.
- Reconocer la realidad de los riesgos y los límites de la medicina y la falibilidad humana del profesional médico.
- Ser consciente de la obligación del médico de ser razonablemente eficiente y equitativo al suministrar atención a otros pacientes y la comunidad.

Acciones de Responsabilidad

¿Que significa tomar responsabilidad por nuestra salud? La responsabilidad ante nuestra salud implica escoger/decidir sobre alternativas saludables/correctas en vez de aquellas que envuelven un riesgo para la salud. Significa reconocer que tenemos la habilidad para modificar los riesgos inherentes en nuestra herencia y ambiente social, i.e., podemos modificar nuestros riesgos mediante cambios en nuestro comportamiento. Para poder estar consciente de los efectos potenciales peligrosos de hábitos/dependencias de riesgo, se requiere un esfuerzo reflexivo para examinar nuestras vidas desde la perspectiva de la salud y luego un esfuerzo concertado dirigido a cambiar/modificar nuestros hábitos negativos arraigados.

En fin la salud individual, es el resguardo que nosotros como individuos debemos de tener para que no, nos afecte ninguna enfermedad.


ARTICULOS DE LA CONSTITUCION BOLIVARIANA DE VENEZUELA
CAPITULO V
DE LOS DERECHOS SOCIALES Y DE LAS FAMILIAS

Artículo 83. La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios. Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud, así como el deber de participar activamente en su promoción y defensa, y el de cumplir con las medidas sanitarias y de saneamiento que establezca la ley, de conformidad con los tratados y convenios internacionales suscritos y ratificados por la República.

Artículo 84. Para garantizar el derecho a la salud, el Estado creará, ejercerá la rectoría y gestionará un sistema público nacional de salud, de carácter intersectorial, descentralizado y participativo, integrado al sistema de seguridad social, regido por los principios de gratuidad, universalidad, integralidad, equidad, integración social y solidaridad. El sistema público nacional de salud dará prioridad a la promoción de la salud y a la prevención de las enfermedades, garantizando tratamiento oportuno y rehabilitación de calidad. Los bienes y servicios públicos de salud son propiedad del Estado y no podrán ser privatizados. La comunidad organizada tiene el derecho y el deber de participar en la toma de decisiones sobre la planificación, ejecución y control de la política específica en las instituciones públicas de salud.

Artículo 85. El financiamiento del sistema público nacional de salud es obligación del Estado, que integrará los recursos fiscales, las cotizaciones obligatorias de la seguridad social y cualquier otra fuente de financiamiento que determine la ley. El Estado garantizará un presupuesto para la salud que permita cumplir con los objetivos de la política sanitaria. En coordinación con las universidades y los centros de investigación, se promoverá y desarrollará una política nacional de formación de profesionales, técnicos y técnicas y una industria nacional de producción de insumos para la salud. El Estado regulará las instituciones públicas y privadas de salud.

Artículo 86. Toda persona tiene derecho a la seguridad social como servicio público de carácter no lucrativo, que garantice la salud y asegure protección en contingencias de maternidad, paternidad, enfermedad, invalidez, enfermedades catastróficas, discapacidad, necesidades especiales, riesgos laborales, pérdida de empleo, desempleo, vejez, viudedad, orfandad, vivienda, cargas derivadas de la vida familiar y cualquier otra circunstancia de previsión social. El Estado tiene la obligación de asegurar la efectividad de este derecho, creando un sistema de seguridad social universal, integral, de financiamiento solidario, unitario, eficiente y participativo, de contribuciones directas o indirectas. La ausencia de capacidad contributiva no será motivo para excluir a las personas de su protección. Los recursos financieros de la seguridad social no podrán ser destinados a otros fines. Las cotizaciones obligatorias que realicen los trabajadores y las trabajadoras para cubrir los servicios médicos y asistenciales y demás beneficios de la seguridad social podrán ser administrados sólo con fines sociales bajo la rectoría del Estado. Los remanentes netos del capital destinado a la salud, la educación y la seguridad social se acumularán a los fines de su distribución y contribución en esos servicios. El sistema de seguridad social será regulado por una ley orgánica especial.


ANALISIS:

En este sentido, el reconocimiento del derecho a la salud está unánimemente admitido en nuestros días por todas las sociedades, pero a esta situación no se ha llegado sin tener que salvar numerosos obstáculos en los dos últimos siglos. Estas continuas referencias pueden interpretarse como un reflejo de la preocupación que a todos los niveles existe en nuestro tiempo por la salud, tanto individual como colectiva. La atención médica es administrada sin ninguna reserva en cuanto a sexo, raza, color, credo, es equitativamente, solidaria a todas las personas que necesiten de ella.

Los seres humanos tenemos derechos y entre ellos tenemos el derecho a la salud, al bienestar físico y mental, y al momento de la aparición de alguna enfermedad combatirla, es por ello que nuestro Gobierno Nacional nos brinda ese privilegio y fomentar la salud por medio de programas, censos, charlas, vacunación, entre otros. Así como también promoverla después de nuestra vida activa por medio del Seguro Social que nos garantizará la atención médica.


CONCLUSION

La salud es un valor fundamental e indispensable para el desarrollo económico y la reducción de la pobreza. La salud individual y colectiva es un condicionante dentro de las complejas relaciones entre los seres humanos, sus asentamientos y su medio ambiente. Este contexto demanda una cooperación intersectorial, ya que como estrategia de promoción de la salud, favorece el fortalecimiento de las capacidades locales y el empoderamiento de los grupos sociales.

La salud no es ni individual ni colectiva sino ambas, es concebida de acuerdo a sus posibilidades materiales y formas culturales inscritas en su ESTILO DE VIDA personal, pero no se da en el vacío sino inscrito en un MODO DE VIDA cuyos patrones influyen poderosamente las construcciones cotidianas, un modo de vida que acumula la historia del grupo, que se ha formado en la experiencia grupal para enfrentar sus desafíos y contradicciones y que se enmarca en las factibilidades que le asigna un sistema de producción/propiedad, que corresponde a un sistema de distribución de poder. La equidad/inequidad que disfruta/padece un grupo e un momento histórico determinado, resulta de las relaciones de clase, de su historia etno cultural y de las características de sus condiciones de genero. Todas esas relaciones, son el marco dentro del cual puede moverse el libre albedrío de una familia y su cotidianeidad, son también las barreras que esa familia y las personas pueden desafiar con su práctica y contradecir con su discurso. Estas relaciones traducen el sistema de poder dominante y se expresan en un conjunto de prácticas y creencias, donde se mezclan tanto aquellas que le hacen juego a la hegemonía de los sectores dominantes, como aquellas que hacen parte de la historia cultural del grupo aludido.



1 comentario: